Logo Challenger
Carrito de compras0

←Regresar

Consejos para mantener tu nevera siempre limpia

06 de Septiembre de 2021 por Challenger

Si quieres mantener tu nevera siempre limpia, debes saber cuál es la forma adecuada de limpiarla. Lo mejor que puedes hacer es enfocarte en el material del cual está hecha, por eso en este blog te contaremos como puedes limpiar tu nevera dependiendo del material que se encuentre en sus superficies. De igual forma, te daremos unos consejos generales acerca de la limpieza de este electrodoméstico tan importante en tu cocina.

Consejos generales para la limpieza de tu nevera

Consejo #1 NO limpies tu nevera con cloro: en un estudio realizado por Challenger se conoció que, de 10 hogares encuestados, 7 limpian sus neveras con cloro. Es cierto que este líquido es muy eficiente al momento de desinfectar, sin embargo, no puede ser utilizado en tu nevera por dos razones básicas. La primera es que puede manchar tu nevera y quitarle brillo a la superficie externa y la segunda, muy importante para tu salud y la salud de tu familia es que, tus alimentos pueden impregnarse de esta sustancia e incluso si dejaste algún residuo que se pueda absorber podría ser toxico y fácilmente podría conseguirte un boleto hacia la sala de urgencias de un hospital.

Consejo #2 Limpia tu nevera máxima cada 15 días: no debes exceder un máximo de 15 días sin limpiar tu nevera , ten presente que entre más limpia se encuentre, hay menos posibilidades de que esta se manche o se deteriore por causa de la suciedad. La manija de tu nevera debe ser limpiada a diario, dado que esta es la parte que es manipulada por todos, si no la limpias es posible que lleves microrganismos no deseados dentro de tu nevera ya que es la parte inmediatamente anterior que se toca cuando metes las manos para sacar algún alimento.

Consejo #3 Apaga tu nevera al momento de la limpieza: si apagas tu nevera al momento de la limpieza no gastaras energía innecesaria y evitarás resfriados que pueden generarse por la baja temperatura que hay dentro de esta.

Consejo #4 Saca los alimentos: cuando vayas a limpiar tu nevera saca todos los alimentos que se encuentren dentro, esto no solo para evitar que se contaminen con alguno de los productos que se está usando en la limpieza, sino también para que esta sea efectiva. Así no observes suciedad a plena vista, recuerda que siempre habrá microorganismos que se alojan y se desarrollan en las superficies que no se limpian.

Consejo #5 Saca todos los elementos removibles: es mucho más fácil limpiar los elementos removibles si estos se extraen del interior del electrodoméstico, así puedes limpiar por todos los ángulos posibles. De igual forma, es más fácil limpiar las paredes internas de la nevera si esta tiene menos obstáculos que permitan llegar a todos los rincones.

¡Muy bien! Ahora enfoquémonos en los materiales más comunes de los que están hechos las neveras .

Material ABS

El material ABS actualmente tiene mucha popularidad por su calidad. De este material están hechas muchas neveras en su parte de adentro, ABS es mucho más resistente a las manchas y no se pone amarillo con facilidad. Si tu nevera está hecha con este material la mejor forma de limpiarla es con un paño empapado con unas cuantas gotas de vinagre o con una solución de bicarbonato y agua; haciendo movimientos circulares con poca presión. Así mismo, es importante saber que aparte de no utilizar cloro, tampoco se puede utilizar alcohol sobre este material, dado que estos son líquidos muy fuertes que tienden a manchar la lámina. En caso de que se raye con cualquier objeto las paredes de la nevera , gracias a este material, se puede borrar el rayón con una lija delgada.

Material DS

El material DS es más común en las neveras , sin embargo, este es de menor calidad que el ADS, tiende a mancharse rápido y a perder su brillo. Este material también debe limpiarse con vinagre de frutas, blanco o una solución de bicarbonato. Así mismo, es importante resaltar que el bicarbonato desmancha, desodoriza y desinfecta, por eso es tan recomendado para la limpieza de las neveras.

Para la parte externa de tu nevera , se manejan principalmente 3 materiales, en los cuales nos vamos a enfocar.

Vidrio Templado

Si tu nevera está hecha de vidrio templado en su parte exterior, debes saber que necesitas un paño suave y de uso exclusivo para la limpieza de esta, así evitarás rayones por restos de suciedad que puedan estar en el paño. Este tipo de material se puede limpiar con agua tibia, un limpiador para vidrio templado o vinagre. La limpieza debe ser inmediata, evita dejar alguno de estos líquidos mucho tiempo sobre la superficie para que no se adhiera a esta.

Acero inoxidable

Al igual que con el anterior material, se debe tener un paño exclusivo para la limpieza de la nevera , por las razones ya mencionadas. En este caso si se puede limpiar la superficie con alcohol, un limpiador para acero o agua tibia para remover más fácilmente suciedad que esté adherida con más fuerza. También debes secar automáticamente después, ya que si se deja más tiempo sobre la superficie se generan manchas que seguro no querrás ver.

Lámina Galvanizada

Si tu nevera tiene una superficie que es de lámina galvanizada también se recomienda tener un paño exclusivo para la limpieza, en donde puedes adicionar unas cuantas gotas de vinagre y limpiar haciendo pequeños círculos. Si tu nevera tiene acrílico, como el centro de la nevera de la foto anterior, no debes limpiarla con ningún producto corrosivo, por esto no se recomienda usar agua, ya que, si por error no se seca bien, el material de tu nevera se deteriorará más rápido.

Si no recuerdas o no sabes cuál es el material de tu nevera o quieres comprar una nevera con alguno de estos materiales, puedes entrar a nuestra página y buscar las especificaciones técnicas del producto, como se muestra a continuación:

Ingresa a https://www.challenger.com.co/neveras

Para saber más acerca del programa de sostenibilidad de Challenger S.A.S ingresa a Ecochallenger dando clic aquí